Iik Habanero de Yucatán | ¿POR QUÉ NOS ENCHILAMOS?
español
english español
Articulo

¿POR QUÉ NOS ENCHILAMOS?

¿Te has preguntado alguna vez por qué nos enchilamos al comer chile habanero o cualquier otro picante?

La respuesta está en la química, ya que resulta que las semillas de los chiles, fruto de las plantas del género Capsicum, poseen un compuesto orgánico al que conocemos como capsaicina.

Esta molécula es irritante para los mamíferos, produciendo una fuerte sensación de ardor en la boca. Además de usarse en la cocina y en la industria alimentaria, la capsaicina se utiliza como analgésico, anticancerígeno, antioxidante y es parte importante del gas pimienta.


¿Qué ocurre a nivel molecular cuando ingerimos chile? Al llevarnos el pimiento a la boca, las moléculas de capsaicina y sus análogos se unen a un conjunto de macro-moléculas conocidas como Receptores de Potencial Transitorio (RPT).



Los RPT, que en realidad son canales iónicos selectivos, entre otros iones, al calcio, se encuentran en el sistema nervioso central y en el sistema nervioso periférico y están involucrados entre muchas otras funciones en la transmisión y modulación del dolor. Hay 28 canales RPT conocidos divididos en 7 subgrupos basados en la estructura y el tipo de activación de estos canales. De estos, los canales RPTV (la V es porque se descubrió que eran sensibles a vainilloides) tienen 6 familias y son esenciales para los humanos porque nos permiten apreciar la diferencia entre picante, dulce, amargo y sabroso y discriminar entre frío, tibio y caliente.

Estos receptores están insertados en las membranas de las papilas gustativas de la lengua. El canal RPTV, presente en gran cantidad en la lengua, nariz y piel, es el receptor principal de la capsaicina y causante del ardor en la boca. Una vez que los receptores RPTV se activan con la capsaicina, un estímulo engañoso de “calor” se transmite al cerebro y sentimos una sensación de ardor.

ULTIMAS PUBLICACIONES